Vikingos civilizados entre griegos y sarracenos. La huella normanda en Apulia

Cuando los vikingos se convirtieron al cristianismo pasaron de ser el azote de Europa a uno de sus pulmones, formando reinos muy prósperos desde Inglaterra hasta las Dos Sicilias (que incluía todo el sur de Italia desde Nápoles). De esto pude hablar en una conferencia en Raíces de Europa, y también con esta asociación cultura pude realizar un fantástico viaje en busca de las huellas normandas por el tacón de la bota, la Apulia.

puglia-map-via-infobellezza

Los normandos llegaron al sur de Italia en sucesivas oleadas y poco a poco fueron conquistándola a los bizantinos, lombardos y  musulmanes que todavía resistían en la zona, hasta forjar allí el reino de las Dos Sicilias, con capital en Palermo. Pacificaron esta conflictiva encrucijada de culturas y llenaron de castillos y catedrales románicas las ciudades más importantes del mezzogiorno.

TRANI.jpg

En el extremo más occidental de la península italiana, a sólo 45 km de Albania, está la ciudad de Otranto, cuya catedral normanda atesora un mosaico que debería de estar catalogado entre las maravillas del mundo protegidas por la Unesco.  Aunque es un poco posterior al famoso tapiz de Bayeux, recuerda mucho a éste, con el típico trazo ágil a la vez que naif que dio a la Edad Media su peculiar estilo de expresión visual.

otranto-mosaic-2

El significado es distinto a Bayeux, se centra en torno al árbol de la Vida, sobre el que he escrito ya en otras entradas. Pero, como el tapiz de Bayeux, que narra la conquista de Inglaterra por los normandos guiados por Guillermo, este mosaico enorme está lleno de alusiones históricas y mitológicas, en una época en la que no había tanta diferencia entre una y otra forma de narración.

El rey Arturo se mueve a sus anchas con Alejando u otros personajes tomados de los pasajes bíblicos, entre animales fantásticos y reales, también fantásticamente representados. Pantaleón, su autor, manejaba una erudición muy impresionante para un lugar tan alejado en Europa, y sabía conjugar muy bien el poso de las diferentes culturas que allí convivían, musulmana, judía, cristiana normanda latina y la ortodoxa griega suya, pues los bizantinos habían gobernado siglos en estas tierras, y el arte del mosaico era una de sus especialidades.

aragonese-castle

Castillo aragonés de Otranto

El mosaico incorpora influencias mitológicas de tradición musulmana porque los musulmanes seguían viviendo en estas tierras de mayoría cristiana. No duraría mucho esta convivencia. En esta misma iglesia están las reliquias de los mártires de Otranto, 813 habitantes de la que fueron asesinados el 14 de agosto de 1480 por rechazar convertirse al Islam después de que la ciudad cayera en manos de los turcos otomanos comandados por el visir Gedik Ahmed Pasha.

2013522131226

Esta masacre en un lugar tan cercano a Roma produjo una conmoción en toda Europa. Ya no era sólo un problema lejano, allí en Constantinopla. El turco llegaba a Italia y no dejaba muchas alternativas: conversión, muerte o esclavitud. Poco después este imperio creciente amenazaría Hungría en el continente; y hasta la derrota de Lepanto casi cien años después, todo el Mediterráneo.

Tras trece meses en manos turcas, Otranto fue recuperada por el ejército aragonés de Alfonso II de Nápoles, pero poco después los cristianos franceses y españoles se enzarzarían en una larga guerra por el control de Italia, que impediría durante siglos la unión de fuerzas para parar el avance del turco, que ahora está más o menos civilizado, y convertido en aliado de Europa.

_DSC8397

Estando allí nos llegó la noticia de los atentados de Bruselas, y pudimos imaginar esa sensación de impotencia ante las sinrazones de una Yihād que encubre siempre móviles humanos, demasiado humanos, y una Europa que no sabe nunca cómo reaccionar de forma unitaria a las constantes amenazas que llegan desde el mundo islámico cada cierto tiempo.

Buena parte de Europa se radicaliza y otra parte simplemente está paralizada. Incluso hay quien argumenta que también Europa lo ha hecho mal, y quizás merezcamos este tipo de ataques “iluminativos”. Es cierto que desde estas mismas costas orientales de Italia, unos siglos antes, partían las Cruzadas cristianas, tan controvertidas. Remito a otra entrada para hablar de ellas en relación con la reconquista española.

f320da88f0e56c9d0d7c3447f6afeea6

Muchos de sus líderes fueron cruzados normandos: eran guerreros por naturaleza, animados con la fe del converso, aunque no siempre actuaran por una causa religiosa o con los argumentos cristianos que justificaban una guerra justa de autodefensa.

De hecho, no queda claro que la conquista de Sicilia fuera exclusivamente una cruzada contra los infieles que la habían invadido. Y lo mismo podría decirse de las aventuras a Tierra Santa y de los diferentes reinos latinos, germánicos, normandos, que fueron surgiendo en el medio oriente, pese a las condenas de sucesivos Papas, que sabían que estas conquistas traerían represalias, y dificultades para poder visitar los santos lugares.

Castel del Monte niebla

Castel del Monte

El propio Federico II de Sicilia, que era hijo de una mujer normanda, aunque su padre era un Hohenstaufen suevo, y de él heredó el Imperio Romano-germánico, organizó la sexta cruzada. Era ésta su cruzada particular (nunca reconocida como tal por el Papa), pero en ella usó recursos más diplomáticos que militares, pues él conocía muy bien el mundo musulmán, omnipresente en su Sicilia Natal.

El conocimiento del árabe y su enorme erudición le hicieron llevarse bien con Al Kamil, sultán de Egipto, de quien dependían los Santos lugares. Pudieron llegar a un acuerdo ventajoso para todos, también para el sultán, que estaba en guerra con otros líderes musulmanes. Tampoco era muy diferente la situación de entonces a lo que pasa ahora en esa zona.

_DSC9205

Federico II tenía un enigmático castillo de caza en la Apulia, que pudimos visitar entre la niebla. Su forma octogonal con torres esquineras se presta a todo tipo de especulaciones esotéricas.  Su vida siempre estuvo llena de contradicciones, y fue considerado Stupor mundi (asombro del mundo) por unos y anticristo –emperador de los últimos días- por otros.

_DSC9212

Él mismo se protegía de las excomuniones del Papa creando ciudades de refugiados musulmanes, como Lucera, cerca de Roma, que servían de advertencia o amenaza al Papa, pues se trataba de un ejército al que de nada servía excomulgar. De lucera eran de hecho los sarracenos que asaltaron el convento de Santa Clara en Asis, a la que ella rechazó enfrentándose con la Custodia como armamento, tal como suele ser representada en el arte.

clara_de_asis

Antes que Federico II, San Francisco de Asís había realizado también su particular cruzada pacífica, y se había entrevistado en Damietta con el Sultán retando a la prueba del fuego de Mahoma a los representantes religiosos islámicos. Melek Al Kamil no lo permitió pero San Francisco debió de producirle una impresión enorme  a juzgar por el cambio observado en el comportamiento del Sultán.

El jefe de esta Quinta Cruzada, Juan de Brienne (de la familia que regía Jerusalem),  lloró de emoción por el buen trato que él y sus tropas recibieron de Melek el Kamel cuando los cristianos perdieron Damieta y fueron apresados y luego liberados por las tropas egipcias. De hecho, se hizo franciscano antes de morir, y está sepultado en la Basílica de Asís.

Lentz, St Francis And Sultan

La historia está llena de buenos gestos, y está bien recordarlos en estos tiempos de radicalización dialéctica, que es lo buscan los terroristas. Todo ello sin olvidar, al mismo tiempo, que la presencia de musulmanes tolerados en Europa ha sido normal a lo largo de los siglos mientras que los cristianos son sistemáticamente perseguidos o exterminados en países de mayoría religiosa musulmana. Ocurre ahora y ocurría también antes, por mucho que se defienda lo contrario en visiones utópicas de las Mil y una noches que un reciente libro escrito por un musulmán culto -y valiente- viene a refutar: Violencia e Islám.

Otranto-7

Volviendo, para terminar, a la experiencia de conocer la noticia del atentado de Bruselas en Otranto: en estos tiempos de miedo al colapso de una Europa invadida por nuevos bárbaros es interesante recordar a los normandos y su labor civilizadora en la Apulia ¿Si incluso los vikingos, terror de Europa durante siglos, fueron civilizados, y se convirtieron finalmente en uno de los motores de la civilización europea, desde Inglaterra hasta el Sur de Italia, por qué no puede ocurrir lo mismo con el mundo musulmán que, más pacíficamente, va llegando a Europa ahora? Bonito reto, y difícil, para una Europa cada vez menos cristiana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s